Un plan para el éxito

Hoy, justo hoy, cumplo 44 años. Todavía no me lo creo, pero así es. En cada cumpleaños, desde que superé la barrera de los 40, me pongo a analizar mi año y me hago preguntas como:

¿Ha sido un buen año?

¿Me he divertido?

¿He conseguido lo que quería?

¿Estoy más cerca de mis objetivos?

¿He dedicado suficiente tiempo a mi familia?

Finalmente me doy cuenta que no se trata de hacerte preguntas sino de buscar respuestas y, sobre todo, lo más importante es pasar a la acción y materializar esas respuestas.

Este año por mi cumpleaños llevo algo de ventaja porque he empezado unos meses antes a hacerme estas preguntas y muchas más. Por ello este no será otro día de análisis sino un día de INICIO AL CAMBIO. He decidido que todo aquello que no me gusta o me molesta debe desaparecer y voy a centrarme en lo que me motiva y me hace sentir bien. Si no me apasiona, ¡no me interesa!

He comenzado a trabajar en lo que he definido como “Mi plan para el éxito” y he decidido compartirlo por si pudiese ser útil para ti también.

Llevo años analizando mi situación, modificando, evolucionando, ayudando a otras personas, clientes y empresas… pero esto es distinto. Es un paso más allá, un nivel superior. Este proyecto es global, de alcance total y gran magnitud, estoy hablándote de hacer con tu vida exactamente lo que quieres y llevarla a ese nivel que hasta ahora sólo soñabas. Es algo tan potente que me emociono solo de pensarlo e incluso, apenas comenzado, ya siento una enorme motivación.

La diferencia entre un sueño y un objetivo es tener un plan y una fecha. Esto lo sé muy bien y seguro que tú también, o por lo menos lo habrás oído alguna vez, pero lo difícil es mantenerse focalizado. Como se suele decir, el árbol no nos deja ver el bosque. Nos fijamos en objetivos inmediatos perdiendo la visión amplia y global de nuestras vidas.

Te suena la frase: –tendría que cuidarme un poco más pero no tengo tiempo. O esta otra: –Cuando tenga tiempo me pondré a solucionar este problema.

¿Pero qué te pasa? ¡Despierta! ¡Ponte a hacerlo ya!

En general estaba satisfecho con mi progresión, mis “logros” profesionales, incluso con mi vida personal, hasta que comenzó a invadirme una sensación de perder el tiempo y estar regalando recursos a otras personas o proyectos que no me daban el retorno que sería de esperar. Empecé a darme cuenta que esto afectaba a mi energía, mi salud, mi calidad de vida y por ende a mis resultado. La señal de alerta más clara y que debe hacerte reaccionar, es cuando te levantas por la mañana y no te emociona lo que vas a hacer. ¡Es terrible!. ¿Conoces esa sensación? Si la sientes, para y reacciona.

“Un plan para el éxito” es mi proyecto personal que he comenzado a compartir con mis clientes a través de consultorías, conferencias y talleres, al mismo tiempo que trabajaba en mí mismo. Es potente, poderoso, te hace reaccionar, trabajamos juntos en un proceso totalmente personalizado para crecer a nivel personal y profesional con el objetivo de crear el PLAN que te lleve a conseguir tus OBJETIVOS. Esos que tú has decidido, lo que te hará feliz, vivir la vida que quieres y como quieres. Pero he pensado que si comparto la filosofía, los pasos a seguir, mi propia experiencia y mi “viaje” en la creación de este plan, podría ayudar a mucha gente. Por eso hoy comienzo a compartirlo contigo desde mi blog, mi canal de Youtube y mi página de Facebook.

No lo dudes, ponte en marcha, decide vivir la vida que quieres, define tus objetivos, que nadie te detenga, ni siquiera tus propias objeciones, miedos y excusas.

Te deseo lo mejor, que tengas el valor de tomar acción en el cambio, el control de tu vida, dirigir tu destino.  Me encantará leer tus comentarios sobre lo que piensas y, si tomas la decisión de empezar, que compartas en cada nuevo post lo que estás experimentando, tus avances o si hay algo que te frena o te bloquea. No esperes más, decide y… ¡Felices sueños cumplidos!

En este enlace puedes ver el primer vídeo: https://youtu.be/wzPp0C30khY

3 Comentarios
  • Elena Ruiz
    Publicado a las 12:21h, 01 junio Responder

    Hola Alex, llevo tiempo siguiendo lo que publicas pero no me había decidido a escribir, hasta hoy.
    Llevo en el sector de la peluquería y estética desde los 16 años y como tú me quedan unos meses para cumplir los 44 años. Me esncanta mi profesión y siempre he sabido que tengo un don especial para conocer los gustos y las inquietudes de mis clientes a la hora de un cambio de en sus estética, eso siempre me ha hecho sentir satisfecha.
    El año pasado quise subir un escalón más en mi carrera profesional y decidí embarcarme en el mundo de la formación privada dentro de mi sector, el proyecto me emocionaba ya que era algo que en mi zona faltaba y hubo una gran demanda de alumnos. El problema es que no supe compartir mi proyecto con la persona adecuada, Desde el primer momento tuve esa voz que me decía que lo hiciera sola o que esperara y recapacitara para no equivocarme. No me escuche y sentí que no estaba funcionando como yo quería, con la filosofía de negocio que yo me había marcado, ya no era mi proyecto y abandone mi ilusión para volver a mi antiguo salón, me han seguido mis clientes y mi empleada. La otra persona se ha quedado con mi proyecto mi ilusión mi sueño. Al dar un paso atrás me ha hecho reconsiderar muchos aspectos de mi vida y aunque sigo pensando que algún día conseguiré hacer mi sueño realidad he de reconocer que he tenido estos últimos meses esa sensación al despertar de desmotivación y abandono personal.
    Empiezo hoy un curso de mindfullness que creo me ayudará para sentir día a día lo valiosa que soy y creer en mí como antes lo hacía sin ningún esfuerzo.
    Gracias por dar la opción de poder comunicar nuestras experiencias en este canal y mostrar nuestras emociones.

    • Alex Dobao
      Publicado a las 12:51h, 01 junio Responder

      Querida Elena. Gracias por seguir mi blog y compartir tu experiencia. Lo primero que te diré es que en los negocios, salvo raras excepciones, no hacemos “bingo” a La primera. La carrera de un emprendedor es de fondo y hay que aprender sobre la marcha. Si me sigues hace tiempo, sabrás cuanta importancia le doy a la fase de análisis – tanto previa como posterior- a cada proyecto. Aprende de tu esperiencia, evalúa, saca conclusiones reconsiderar tu plan y sigue adelante. Buscar ayuda es inteligente y conocer nuestras fortalezas y talentos para potenciarlas y si detectamos debilidades, trabajar para reforzarlas y mejorar. Eres valiente y eso es importante, recuerda que nunca es demasiado tarde para emprender y luchar por nuestros sueños. Seguiré compartiendo en este blog y mi canal de YouTube y otras redes sociales toda la información que me ha ayudado a crecer y mi experiencia. Recuerda que también puedo ofrecerte sesiones de consultoria y formación sobre evolución personal, gestión de negocio e inteligencia financiera para trabajar en tu mentalidad empresarial y poder crear tu plan para el éxito. Espero poder seguir contando con tus visitas al blog y comentarios. Quedo a tu disposición. Suerte y éxito. Felices sueños cumplidos!

  • Pablo Barrajon
    Publicado a las 14:32h, 07 junio Responder

    Muy acertado tu comentario. Todos tenemos sueños, pero muy pocos los convertimos en objetivos.
    Quien lo hace , es decir, lo escribe, lo comparte y le pone fecha, lis consigue.
    ” es una realidad”.
    Eso sí es cierto requiere un plan de acción, una estrategia y sobre todo constancia en la consecución.

Publica tu comentario