Crea tu “chaleco salvavidas” para momentos difíciles

Cada día veo a más gente tratando de ser positiva, personas que buscan frases de ánimo y motivación en internet, que se compran libros, que “cuelgan” en sus perfiles de Facebook toda clase de “elementos” de motivación. Me pregunto por qué y mi respuesta es inmediata. La gente está triste, decaída, tiene incertidumbre sobre lo que va a pasar, sobre la economía mundial y sobre todo personal.

Estamos viviendo un momento que nunca antes habíamos vivido. Nos enfrentamos a algo desconocido, eso por si solo ya es desconcertante, que además resulta ser una crisis mundial que no termina de remontar definitivamente.

La vida que conocíamos se complica, el paro aumenta, tenemos miedo a perder nuestras casas o coches, cualquiera de nuestros bienes. No soy un experto en economía, ni hace falta serlo, para darse cuenta que las cosas no “pintan” bien desde hace tiempo. Hasta hace unos años todos podíamos comprarnos una casa o un coche, el banco te facilitaba préstamos e hipotecas. De repente un día comenzamos a oir que había problemas en Europa, pero nos decían que a España no llegaría. Nadie tomó medidas, para que, si a nosotros nunca nos afectaría.

En la televisión o el periódico puedes ver noticias de aumento del paro, desahucios, empresas que cierran etc. Por otro lado ves como la gente hace cola para comprar entradas para ver un partido de futbol, de tenis o un concierto que cuestan más de 100€.

Yo sigo viendo “súper coches” por la carretera, personas con grandes fortunas y que gastan el dinero sin que aparenten tener problemas. Sinceramente me desorienta este contraste.

Personalmente tomé mis medidas cuando se decía que llegaría una crisis. Cambié mi lista de prioridades, me libré de gastos superfluos, controlé más todos mis gastos e hice unos pequeños reajustes. Esto me permite “aguantar” mejor la que está “cayendo”.

Trabajo con gente que quiere aprender a controlar estos detalles y hacer cambios en sus vidas para vivir mejor.

Puede hacerse, lo he hecho, lo comparto y ayudo a hacerlo. Se puede vivir con menos, aprender a controlar los gastos y “poner los pies en la tierra” de una vez. Pero la idea no es reprochar nada sino buscar soluciones usando el SENTIDO COMÚN.

Siempre me preguntan cómo es que puedo ser siempre tan positivo, si tengo algún truco o es que nunca tengo problemas ni me pasa nada malo. Lo único que puedo decir es que hace muchos años decidí que quería vivir mi vida en POSITIVO y justo eso es lo que trato de hacer desde entonces. Me puse a analizar e identifiqué y organicé lo que hago y como lo hago. Ahora puedo compartir con otras personas mi método a través de talleres y conferencias.

Este método ayuda a las personas a organizarse mejor, controlar sus “finanzas personales”, prepararse mentalmente y físicamente para este cambio, mejorar su actitud; precisamente la actitud que tomemos marcará la diferencia en nuestros resultados y propia evolución personal. Incluso podrá ayudar a mejorar las opciones profesionales.

Es FUNDAMENTAL “trabajar” la motivación, la positividad pero lo más importante es lograr que esta no decaiga. Existen diferentes técnicas y métodos para ello. No es fácil pero puede hacerse, está claro que sólo leyendo un libro, frases en Facebook o en cualquier página web no lo conseguirás. Esto hay que trabajarlo! y eres tú el que tiene que hacerlo. Si, tú y nadie más. Es momento de dejar de lamentarse y tomar cartas en el asunto, ¿no crees?.

 

Puedes empezar por crear tu CHALECO SALVAVIDAS para la motivación.

Mientras trabajas en el proceso de evolución y motivación puede que te encuentres con momentos incluso días de “bajón”, es ahí cuando echamos mano de nuestro Chaleco Salvavidas para que nos ayude a superarlo. Este ha sido mi pequeño secreto. A continuación te explico como usarlo.

-Has de buscar un recuerdo en tu mente de un momento en el que te has sentido realmente feliz, puede ayudarte una fotografía, una canción etc.  Lo tienes.. ok,  pues ahora te explicaré como utilizarlo.

Busca un sitio tranquilo y podrás ponerte esa canción asociada a ese recuerdo o mirar esa foto especial. Está más que demostrado que la música influye en nuestro estado de ánimo.

Cierra los ojos, respira lenta y profundamente, recupera tu recuerdo especial. Recuerda como te sentiste en ese momento, porque fue tan especial para ti. Revive en tu mente ese momento, disfrútalo, sonríe (cuando estás feliz sonríes, pero si sonríes tu cerebro entiende que estás feliz y hará que te sientas así).

Cuando empieces a sentirte más relajado y más tranquilo piensa en cosas buenas que quieres que te sucedan, pero hazlo en presente. Siente que están pasando, que son así. Imagínate feliz, relajado paseando por el campo o tumbado en la playa, cualquier situación que sea agradable par ti.

Bastará con 5 minutos, tantas veces al día como lo necesites… pero recuerda que siempre podrás tener a mano esa fotografía (de un viaje, un familiar, etc) y podrás escuchar esa canción que te trae buenos recuerdos o te anima.

Si controlas esta sencilla técnica tu CHALECO SALVAVIDAS, podrás darle unas pequeñas vacaciones a tu estrés y aumentar tu positividad. Verás que es efectiva y te ayudará a sentirte mejor.

Evita siempre a las personas tristes y que siempre se están quejando de todo, no escuches canciones tristes, no veas películas que te hagan sentir triste. Las malas noticias en televisión, en la radio y en el periódico están prohibidas para esos días de “bajón”. Y por último, si has identificado cuales son tus problemas ponte manos a la obra para buscar soluciones…y si crees que solo no puedes, no pasa nada por pedir ayuda.

Que seas muy feliz y que tengas en la vida todo lo que te mereces. Recuerda que… ¡SI LO DESEAS DE VERDAD LO CONSIGUES!

Sin comentarios

Publica tu comentario