Como volar una cometa y la vida

Aquí estoy yo, disfrutando de la tarde, volando la cometa de Sofía y de repente… pensando en la vida!. Ahí llega, ya está aquí!… otra de mis reflexiones . Y me doy cuenta de lo que hago, de como lo hago de como lo disfruto, de lo poco que me cuesta algo que me parecía tan difícil -porque nunca lo había intentado, precisamente por eso-  resulta que volar una cometa no era difícil, tan solo mi mente se había hecho esa idea. Quizás de pequeño me lo pareció o alguien se encargo de “programármelo” insistiendo en lo complicado que sería y que no podría. En ocasiones no probamos a hacer algo por si fallamos, pero la cosa es esa… probar. En la vida o ganas o aprendes, solo eso!.

Mi hija disfrutaba y veía lo fácil que era, yo la dejaba tomar el hilo de la cometa y hacerle sentir que ella la manejaba… por lo menos ya sé que a mi hija no le va a parecer difícil volar una cometa y que su padre siempre la va a animar a que acepta y supere retos. Quiero que mi hija aprenda a confiar en si misma y a gestionar sus miedos. Quiero que lo intente sin miedo a fallar y si sucede que aprenda y continúe.

Al final percibía todo esto como una auténtica metáfora de la vida. Es muy simple. Buscas un buen sitio, eliges el momento justo y te decides a lanzarla. No puedes pensar demasiado  o tu momento se pasará. Tienes que hacer que suba lo más alto posible y, lo que a priori parce más difícil, que se mantenga allá arriba. No has de tener miedo, tienes que ser firme y al mismo tiempo no tensarla demasiado. Tienes que estar atento para no golpearte con las otras cometas, para que no se te echen encima, para gestionar los cambios bruscos de dirección provocados por el cambiante viento y al final… disfrutar viendo como vuela, celebrarlo y no tener miedo a que se caiga. Solo disfrutar de tu logro. Y si se cae?… No pasa nada, solo la tomas en tu mano, empizas de nuevo e intentas aprovecharte de lo aprendido. Así de fácil es volar una cometa, si lo intentas, así de fácil es vivir. Somos nosotros los que lo complicamos todo con nuestros miedos. Decide disfrutar de tu vida, no sufrirla!. Atrévete a probar, a fallar, a equivocarte. Cómo aprenderás si no?. La teoría es buena pero sin práctica no vale gran cosa. La vida debe ser experiencia, evolución, la vida debe ser vivida, no pensada o leída. Vive, aprende para usar el conocimiento y sobre todo sé muy, muy feliz porque lo demás vendrá solo!.

“El que aprende y aprende y no practica lo que sabe, es como el que ara y ara y no siembra”.

Platón.

 

Sin comentarios

Publica tu comentario